Coach y Propulsor de Crecimiento
SUBSCRIBE

Impulsamos tu negocio a Crecer

En los zapatos del emprendedor siempre habitará ese ser perfeccionista, que busca resultados en el menor tiempo y con la mayor precisión posible, entendiendo que no hay espacios a errores; pues estos implican dinero de una manera u otra.

Es tan simple como el contador que emprende su firma de igualas contables y de repente entiende que EL, es el único que hace los registros sin errores y esos trabajos quedan inmaculados para sus clientes; incluso si logra contratar un colega que le colabore con esos clientes, siempre dará las instrucciones de que verificará el expediente antes de enviar a terceros o entregar el reporte mensual al cliente.
Estos miedos a delegar tareas operacionales del negocio son normales, entendiendo que debemos cuidar y fomentar el desarrollo creativo y cognitivo de nuestro equipo de trabajo; para confiar en su toma de decisiones.

Qué hacer?

Valorar y cuantificar esas tareas importantes que entendemos clave para el negocio.
Evaluar las tareas específicas de la descripción de puestos y confirmar las posiciones en el organigrama, según sus funciones.

Como hacer? 

PASO 1: Enseñar a tu equipo las técnicas de trabajo.
PASO 2: Validar su aprendizaje.
PASO 3: Supervisión constante.

Desarrollar un gran equipo requiere de tacto, para implementar una cultura organizacional que promueva un ambiente de cordialidad y mucha comunicación en el equipo de trabajo. Con estos elementos de auto-organización y la mentalidad apropiada, la base académica mínima de cada miembro del equipo pasa a un segundo plano.

Aumenta tu productividad como gerente y mantente menos ocupado, para que puedas supervisar e implementar técnicas gerenciales y de mercado que motoricen rentabilidad.

La organización de los procedimientos y supervisión de las tareas que ocupan el dia a dia, son las funciones que monetizan y empujan las ventas del negocio. Estar vigilante ante los cambios del mercado, los comportamientos del equipo y la retro-alimentación de los clientes, son parte de los detalles que mantienen a flote y en vanguardia el negocio.

CREA CONFIANZA

Al considerar que estamos en el 2018 y que en este momento histórico convergen generaciones mixtas: Baby Boomers, Generación X y Millenials, debemos abogar por tener negocios que reúnan las condiciones mínimas según el mercado meta propuesto, y considerar los códigos de cada generación, a fin de conectar con estos targets.

Elementos básicos como:
Identidad Comercial Diferenciadora: Presencia física definida como parte de su estrategia de mercadeo, tales como uniformes, desarrollar una marca distintiva, tanto física como en las redes sociales, brindar un representante que dé la cara, agregar valor a los productos y habilitar garantías de que nuestro producto o servicios son palpables.

Redes Sociales: Las redes sociales son herramientas de promoción de describen nuestras ofertas de productos y servicios, y a su vez el público valida los servicios que le damos. Las redes son versátiles, al punto de que la retroalimentación es inmediata; lo que permite al empresario enmendar con mayor velocidad de respuesta.

Estructuras: el caparazón del negocio es el equipo que trabaja en todos los aspectos del mismo, a fin de brindar un producto o servicio con la calidad que nos exigen los clientes. La Administración de Relaciones con los Clientes (CRM, por siglas en inglés) es la herramienta de mayor poder y confianza en una empresa, pues mantiene al tanto a clientes puntuales, con los lanzamientos y nuevas promociones de la empresa.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.